Quiero mejorar mi pedagogía

Aula invertida: la dinámica perfecta para las clases online

Desde el comienzo de la pandemia, la comunidad educativa se vio obligada a adoptar las clases online. Con la imposibilidad de tener encuentros presenciales, todas las entidades educativas se volcaron a internet y a todas las herramientas que ofrece. Igualmente, ya existían métodos de enseñanza que venían aprovechando los beneficios de la educación por internet. En este artículo vamos a conocer el método de Aula invertida, una dinámica de enseñanza mixta, y cómo se adapta a la virtualidad total.

¿Qué es el método de Aula Invertida?

El método de aula invertida fue desarrollado en el 2007 por los profesores Aaron Sams y Jonathan Bergman. Ambos trabajaban en una comunidad rural y muchos estudiantes faltaban a clase porque se les hacía difícil llegar a la escuela. En general acababan preparando la materia de forma autónoma y no entendían completamente los conceptos. Para ayudarlos, Aaron y Jonathan comenzaron a grabar algunas lecciones para que los alumnos pudieran verlas en sus casas. 

¿Suena familiar? Prácticamente una clase online como la de muchas academias de hoy. Lo novedoso de este método es que le permite a los profesores cambiar la dinámica de las clases. Al brindarle el material de enseñanza a los alumnos para que lo vean en sus casas, no es necesario que se use la clase para esa explicación. De esta manera, pueden usar el tiempo para comprobar conocimientos, practicarlos y aplicarlos. Esta modalidad es más dinámica y le permite a los alumnos aprovechar la figura del profesor para quitarse dudas.

El aprendizaje se centra en el alumno y en su interpretación de los conocimientos. El profesor pasa de ser una figura de autoridad a un guía en el proceso de aprendizaje. El estudiante se convierte en un sujeto activo de la enseñanza, más motivado y creativo.

¿Cómo se adapta el aula invertida a la educación online?

En el caso del método de Aula invertida, es muy fácil de adaptar a la modalidad online. La gran mayoría de las academias ya tienen plataformas que les permiten cargar sus clases y contenido para que los alumnos lo consuman a su ritmo. Si combinamos esto con una herramienta de aula virtual como Zoom, ya podemos comenzar. 

Básicamente podemos usar el espacio de encuentro con los alumnos para abordar las dudas que surgen luego de haber incorporado el contenido por su cuenta. La virtualidad nos permite incorporar muchas aplicaciones y herramientas, como Quizziz, para volver la clase más dinámica. También podemos sumar actividades grupales para fomentar el intercambio entre pares y el aprendizaje colaborativo.

En conclusión, el método de Aula invertida es una herramienta de enseñanza mixta. Esta consiste en darle al alumno el material y contenido de las lecciones para que consuma por su cuenta y a su ritmo. De esta manera se libera el espacio de clases para abordar dudas, poner en práctica los conocimientos y generar intercambio entre alumnos. Es una modalidad fácil de adaptar a la virtualidad ya que la mayoría de las academias cuentan con plataformas y herramientas de este tipo.

¿Cómo organizan sus clases? ¿Conocían la metodología de Aula Invertida?

¡Hasta la próxima!

.

Leave a Comment