Quiero mejorar mi pedagogía

Un bot para clases para potenciar la educación online

Como producto de la pandemia, muchísimos alumnos se volcaron a las nuevas posibilidades que brinda la educación en línea. Esta tendencia generó un crecimiento explosivo de las ofertas de academias online y educadores alternativos. Por esa razón, hoy muchos profesores se preguntan “¿Cómo puedo diferenciarme de mis competidores?”. Hoy les traemos una solución tanto tecnológica como elegante: un bot para clases con nuestros alumnos por Messenger, Whatsapp y otras aplicaciones de mensajería.

¿Qué es un bot para clases?

No se dejen asustar por las palabras técnicas y complicadas, en este primer párrafo vamos a entender de qué se trata esta herramienta. En otros artículos hemos explicado lo que era un bot, básicamente un programa informático programable para realizar tareas automáticas. Como resultado, nos ahorran mucho tiempo ya que se encargan de labores repetitivas. Este tipo de tecnología ha cambiado la forma en que trabajamos, especialmente en la industria de la atención al público. Al entender que muchas de las personas con las que interactuamos tienen las mismas inquietudes, podemos adelantarnos a sus necesidades. De esta manera, un bot programado con las consultas más frecuentes puede agilizar mucho la comunicación con nuestros alumnos.

Messenger al servicio de la educación

Hoy gran parte de los estudiantes del mundo son millennials o centennials. Eso significa que se han criado usando internet, aplicaciones de mensajería y redes sociales con naturalidad. Es por ello que incorporar estas herramientas, que nuestros alumnos ya utilizan, en dinámicas educativas tiene muchísimo potencial. Imaginen programar un bot para clases que, a través de Messenger o Whatsapp, pueda recibir consultas, enviar contenido de apoyo y brindar información básica en cualquier momento del día. No solamente nos ahorraría mucho tiempo sino que además le brinda al estudiante la posibilidad de auto gestionarse su educación. Puede consumir el contenido que necesite, a su ritmo y extender los límites del aula. También lo podemos combinar con comunidades en línea como grupos de Facebook o Whatsapp.

Un avance tecnológico y social

Este tipo de dinámicas pueden ayudar mucho a equilibrar la balanza en lugares donde el acceso a la tecnología no es parejo en toda la población. En países en vías de desarrollo, es común que los estudiantes no tengan acceso a una computadora o un módem. De la misma manera, la mayoría posee un celular con acceso a internet, más que suficiente para usar estas herramientas. Estas plataformas tan populares pueden ser grandes aliadas para democratizar la educación.

En conclusión, programar un bot para clases para interactuar con nuestros alumnos a través de Messenger o Whatsapp tiene muchos beneficios. Podremos ahorrar tiempo y además brindarle a nuestros estudiantes la posibilidad de gestionar su educación, cuando y como quieran. Si te interesa incorporar esta tecnología a tu academia, podemos ayudarte. Ve a la web de OnClass para saber más.

.

Leave a Comment