Quiero armar mi academia de cero

¿Cuál es la propuesta de valor de tu academia?

propuesta de valor

El momento previo a la creación de tu academia está cargado tanto de investigación como de estrategia. Como hemos desarrollado en otros artículos, un estudio de mercado te ayuda a conocer en profundidad a tu público, competencia y demanda. Esa información es el primer paso para definir qué tipo de academia quieres iniciar y qué te diferencia de tu competencia. En este artículo nos enfocaremos en una excelente herramienta para definir el perfil único de tu academia: la propuesta de valor. Explicaremos el concepto, sus pilares y los pasos a seguir para hacer la propuesta de valor de tu academia.

¿Qué es una propuesta de valor?

Una propuesta de valor es un recurso que transmite, de manera objetiva, las ventajas y diferencias que tiene un producto o empresa con respecto al resto. En el caso de la educación online, la propuesta de valor avanza sobre lo que hace diferente y útil a tu academia. No sólo la oferta de cursos, sino su contenido, estilo pedagógico y mucho más. Definir una buena propuesta de valor para tu academia es el primer paso para convencer a tus futuros alumnos de que puedes ayudarlos de manera eficiente y precisa.

¿Cuáles son los pilares de una propuesta de valor?

Una propuesta de valor atractiva para tus cursos en línea, está basada en 3 pilares: foco en el alumno, claridad, tono y transparencia. En primer lugar, debe estar centrada en el alumno, en cómo lo beneficia y le facilita la vida. Para presentar estos argumentos, ya sean beneficios emocionales, funcionales o cambio de vida, es clave entender los conflictos de nuestro público.

El segundo pilar se refiere a la claridad. Una buena propuesta de valor es concisa y sencilla de entender. De esa manera el mensaje se transmite fácilmente y se comunica con claridad la misión de nuestra academia. Argumentos muy técnicos y complejos acaban confundiendo y ahuyentando a tu público.

El tercer pilar es el tono, se refiere al lenguaje y entonación con la cual nos comunicaremos con nuestros alumnos. En el caso de una entidad educativa, el tono se relaciona muchísimo con el estilo de enseñanza. Si tienes una academia formal y que busca transmitir prestigio, el tono será más respetuoso y protocolar, por ejemplo. Por otra parte, si eres un educador más directo e informal, el tono será afectuoso y cálido.

El último pilar es la transparencia y se relaciona con la sinceridad a la hora de definir tu propuesta de valor. Es muy importante ser fiel al producto o curso en línea que ofreces, sin prometer algo que tu academia no ofrece. La transparencia es esencial para manejar las expectativas de tus alumnos y mejorar la experiencia general que tengan en tu aula virtual.

¿Cómo creo la propuesta de valor de mi academia?

Una vez que has identificado los elementos que te diferencian del resto de los educadores y que los has organizado respetando los pilares que hemos mencionado, ha llegado el momento de redactar tu propuesta de valor. Si bien existen muchas formas de hacerlo, aquí te compartimos una modalidad estándar que sirve para la mayoría de los casos.

  • Titular: Corto y conciso. Una frase que sintetice, de manera poderosa y atractiva, que tiene para ofrecer tu academia.
  • Desarrollo: Un párrafo que explica con mayor detalle en qué consisten tus cursos y cómo pueden cambiarle la vida a tus estudiantes.
  • Bullet Points: Este es un excelente recurso para remarcar y resaltar los beneficios más atractivos de tus cursos o el diferencial de tu servicio. 
  • Imágenes: Es muy importante sumar algún elemento visual que acompañe la propuesta. Idealmente debes usar alguna imagen con la que tu público se pueda identificar y se sienta representado.

Esta es una guía básica para crear la propuesta de valor de tu academia. ¿En qué te diferencias del resto?

.