Quiero armar mi academia de cero

Ventajas de ofrecer suscripciones para tu academia

suscripciones para academias

Hoy en día contratar servicios a través de suscripciones es moneda corriente. Ya sea tu empresa de streaming favorita, un club de pasatiempos o un producto de especialidad, este modelo de negocios es cada vez más común. Con el crecimiento de esta tendencia, es lógico preguntarse qué tipo de beneficios ofrece para la industria de la educación online. En este artículo analizaremos en qué consiste el modelo de suscripciones para academias y las ventajas que trae para vender tus cursos en línea.

¿Qué es el modelo de suscripciones para academias?

El modelo de suscripciones se basa en vender un producto o servicio a cambio del pago periódico de una cuota. En el caso de la educación, las suscripciones ofrecen acceso libre al contenido de tu academia, siempre y cuando se continúe pagando la membresía. Inclusive se pueden armar combos con distintas tarifas y accesos para satisfacer las necesidades de una variedad de estudiantes.
A continuación vamos a analizar algunas de las ventajas que ofrece el modelo de suscripciones para academias y escuelas en línea.

1- Ingresos fijos para tu academia

Uno de los principales beneficios del modelo de suscripciones para tu academia está vinculado con la previsibilidad de ingresos. Tener alumnos suscritos a tu academia significa un ingreso mensual o anual fijo. Esto te brinda un horizonte de relativa certeza financiera a la hora de hacer previsiones y te aporta cierta liquidez.

2- Mayor compromiso para tus estudiantes

En el caso de tus estudiantes, el hecho de pagar una suscripción genera mayor compromiso con su educación en línea. De la misma manera que pagar la cuota del gimnasio, te motiva a hacer ejercicio, estar suscrito a una academia genera ayuda a generar un hábito educativo. A nadie le gusta desperdiciar dinero, por lo que una vez hecho el pago es lógico que se comprometan con tu academia.

3- Tarifas más accesibles

Otro gran beneficio del modelo de suscripciones es que vuelve más manejable el compromiso financiero de los estudiantes. La educación de calidad no suele ser barata y muchas veces requiere de grandes pagos en una cuota. Al ofrecer suscripciones, ese esfuerzo se reduce y se vuelve un costo fijo más en la vida de los estudiantes. De la misma manera que nos acostumbramos a pagar Netflix o Spotify, nuestros alumnos pueden pagar la membresía a nuestra academia.

4- Ideal para aprendizajes largos

El modelo de suscripciones te permite ofrecer acceso a una parte o toda tu academia. De esa manera, pagando una cuota mensual o anual, los estudiantes tienen la posibilidad de afrontar un proceso educativo largo. Supongamos que tienes una academia de guitarra y ofreces cursos para todos los niveles. Al suscribirse a tu academia, los alumnos pueden comenzar cursando los cursos de principiantes y avanzar hasta un nivel experto. Para los estudiantes aplicados, muchas veces es más conveniente pagar una suscripción que comprar los cursos por separado.


Esta modalidad de compra es muy fácil de implementar en tu aula virtual. Thinkific inclusive te permite ofrecer suscripciones o agrupar cursos en “bundles” para venderlos como un combo. ¿Sumarías el modelo?

.